Pinceladas Conscientes es un proyecto vivo, que plasma mi deseo de expresarme y transmitir a través de la pintura. Todo lo que pinto, desde una piedra hasta una ilustración más elaborada, busca regalar calidez y color con las composiciones, o puede que una brizna de inspiración y esperanza a través de los mensajes que los acompañan. En cualquiera de los casos, busco regar lo mejor que tú y yo llevamos dentro.

        El Mindfulness o plena consciencia, fue una pequeña «gran revolución» en mi vida hará unos años, y por eso quise llamar a mi proyecto “Pinceladas Conscientes”. Consciente de lo feliz que me hace poder expresarme a través de la pintura, y por otro lado esa consciencia como ideal de vida, como un camino en el que ir profundizando día a día hacia una vida más presente, sencilla, y atenta.

         Mi logo es una hoja del precioso árbol del Ginkgo Biloba. Desde muy pequeña, los árboles me han fascinado y quería que mi logo fuese algo conectado directamente con la naturaleza. Pues bien, estudiando sobre el Ginkgo descubrí que no solo es una especie peculiar, bella y muy fuerte , también esconde detrás de sí una historia de esperanza, y eso fue lo que más me cautivó: tras la caída de la bomba de Hiroshima, un Ginkgo situado a 1km del suceso empezó a brotar de sus cenizas convirtiéndose para el pueblo japonés en un símbolo de esperanza para el empezar de nuevo.

Esperanza, calidez, sensibilidad, ilusión, belleza, ternura, sencillez, magia, inocencia, inspiración… eso es lo que quiero regalarte.

¡Gracias por estar aquí!