abrazo-pinceladas_conscientes
logo-web-contacto-pinceladas_conscientes
mandalas-pinceladas_conscientes

Pinceladas Conscientes nace como un proyecto de vivir de algo que me apasiona y que es la pintura. No busca tanto la perfección de técnica sino el transmitir, el que sus colores y mensajes lleguen.

 

El vivir de esto no es fácil, y conlleva tiempo, dedicación, paciencia, perseverancia y muchas palabras de aliento para seguir adelante, pero creo que es la primera vez que dedicando tantas horas a mi trabajo, sólo siento ilusión y ganas de seguir. Porque me encanta, porque me conecta con mi capacidad de fluir y dejarme llevar (dejando a un lado mi parte más racional) y el reloj se para misteriosamente cuando empiezo a pintar. Además, siento que es la manera de aportar mi granito de arena para que cada persona que se acerque, conecte con alguna de esas “buenas” semillas que todos llevamos dentro: puede ser la de la inocencia, la compasión, la esperanza, la ilusión, el amor, la calidez, la delicadeza… Y puede sonar un poco cursi, pero el ver a alguien que se para delante de mis cosas, se pone a mirar y le nace una sonrisa… esa reacción es lo que me alimenta a seguir.

 

El logo es una maravillosa hoja del Ginkgo Biloba. Un árbol que hace que te enamores al instante por su singularidad, su historia, la peculiar forma de sus hojas y sus increíbles propiedades medicinales. Te animo a que leas sobre él.

Pero en esta ocasión me quedo con su simbolismo… Y esto sí que te lo cuento: tras la caída de la bomba de Hiroshima, un Ginkgo situado a 1km del suceso empezó a brotar de sus cenizas convirtiéndose para el pueblo japonés en un símbolo de esperanza.

En este tiempo en el que vivimos apresurados, estresados, con noticias terribles que nos bombardean por todos lados etc, siento que la Esperanza es muy necesaria: esperanza de saber que podemos hacer pequeñas cosas y sí tienen mucha repercusión, esperanza en la humanidad, esperanza en que es posible…
 

¡Bienvenido de todo corazón a este proyecto ya hecho realidad!