Piedras pintadas


Me encanta pintar sobre este material tan puro y directamente sacado de la Tierra. Con tan solo un poco de color, es fácil sacar algo muy hermoso. Pueden servir como pisapapeles, o simplemente una pequeña obra de arte para dar color a cualquier rincón de nuestro hogar. Igualmente están todas ellas pintadas a mano con pincel y pintura, creando diseños propios nacidos de la forma que susurra cada piedra, y los Mandalas están hechos sin ningún tipo de plantilla ni modelo previo. Los precios van desde los 5 hasta los 15 euros la mayoría de ellas.